La Asociación del Transporte Internacional por Carretera (ASTIC) ha celebrado este pasado viernes su XLIII Asamblea General en Madrid, que se ha desarrollado por primera vez en formato virtual, bajo el lema Conexión Inteligente. Los asuntos que han centrado el debate han sido la aprobación definitiva del Paquete de Movilidad I y sus implicaciones para las empresas, las negociaciones con la Administración, y el impacto económico de la pandemia por el coronavirus.

La patronal del transporte internacional por carretera ha recordado que las empresas del sector en Europa sufrirán unas pérdidas sin precedentes, debido a la crisis del coronavirus, de 64.000 millones de euros en ingresos, de los que más de 5.000 millones (17%) corresponden a España, según apunta la Organización Internacional del Transporte por Carretera (IRU) en su informe “Impactos del COVID-19 en el sector del transporte por carretera”.

ERTEs para el 40% del transporte internacional

En cuanto a las repercusiones en el transporte de mercancías por carretera, Ramón Valdivia, director general de Astic, estima caídas del 40-50%, con un desplome en Europa que superará los 80.000 millones de euros, con un descenso del 57% en sus ingresos anuales, mientras que en España sufrirá una caída de la facturación del 70%.

Una encuesta realizada por ASTIC a sus asociados el pasado julio revelaba que el 40% de las empresas que realizan transporte internacional se vieron obligadas a hacer expedientes de regulación de empleo (ERTE) para combatir la crisis del coronavirus, y el 8% de los entrevistados aseguró que tuvieron que tramitar despidos. Asimismo, el 56% de los operadores internacionales estimó que el número de kilómetros en vacío aumentó por encima del 30%.

Por su parte, Marcos Basante, presidente de Astic, asegura que el transporte por carretera volverá a tomar su puesto cuando las consecuencias económicas del Covid-19 hayan quedado en el recuerdo”.

Basante ve “con ilusión” el futuro del transporte por carretera en España, pero al mismo tiempo reconoce que es “complicado” por todos “los desafíos que viene lastrando desde hace mucho tiempo: un déficit de 10.000 conductores profesionales, falta de interés por la profesión por parte de los jóvenes y 20.000 regulaciones y restricciones diferentes, así como la incertidumbre económica, normativa, laboral y fiscal”.

La amenaza del Brexit

Otro de los asuntos que ha centrado la atención en esta asamblea ha sido la amenaza de un Brexit sin acuerdo. En una carta abierta remitida desde IRU a los negociadores de la UE y de Reino Unido, se urge a alcanzar un acuerdo amistoso de libre comercio sobre la salida de UK, que impida el bloqueo normativo y permita la circulación de vehículos pesados de transporte de mercancías por carretera entre ambas partes más allá del 31 de diciembre.

De no llegar a firmar un acuerdo amistoso, las consecuencias económicas y sociales podrán ser devastadoras, con un panorama más que probable de desabastecimiento de bienes de los mercados al no haber una regulación de los permisos, que impedirá que los camiones de toda Europa accedan al Reino Unido«, alertan desde Astic.

Basante opina que«si se pone un control en cualquier frontera de 15 minutos de duración, la cola en cualquier punto alcanzaría los 1.000 kilómetros y existe la posibilidad de que esta locura se lleva acabo».

Basante lamenta que, ante esta posibilidad, no exista un ‘plan B’ para esta situación ni que ambas partes puedan llegar a un entendimiento, sobre todo después del inicio de tramitación por parte de la UE de un expediente de infracción contra Reino Unido por no cumplir lo pactado anteriormente.

«Si esto sucede, ¿qué plan hay?», se ha preguntando, advirtiendo que las decisiones de inversión, de plantillas o de renovación de flota se podrían ver alteradas por estas decisiones. «Pedimos que se llegue a un entendimiento, pero lo vemos difícil», ha lamentado.

Ante esta situación, Basante, pide alternativas para una situación que se dirige a una ruptura por las bravas, a falta de un acuerdo que reconduzca el actual bloqueo en las negociaciones.

Resultados «en poco tiempo»

Por su parte, la secretaria general de Transportes y Movilidad, María José Rallo, que ha clausurado la asamblea, ha mostrado su confianza en los resultados «en poco tiempo y con consenso» que habrá de arrojar la mesa tripartita y que impulsa el Ministerio de Transportes y que reúne a cargadores y transportistas, con la intermediación de la propia Administración.

Rallo, que ha agradecido el trabajo del sector durante la pandemia, ha afirmado que el Ministerio está al lado de un sector esencial que, como recuerda el presidente de Astic, tiene que hacer frente a múltiples retos, como la digitalización, la sostenibilidad, así como los profundos cambios laborales, sociales, fiscales y económicos que se están produciendo, tanto a nivel nacional, como en el contexto europeo.