Con motivo de la COP25, la Asociación de Navieros Españoles, Anave, ha organizado recientemente un acto junto a la Cámara Internacional de Navegación, ICS, y la Asociación de Armadores Europeos, ECSA, centrado en la descarbonización en el transporte marítimo.

Bajo el lema de ‘El transporte marítimo, un aliado en la lucha contra el cambio climático‘, se han celebrado diferentes ponencias, destacando el papel de la Organización Marítima Internacional como reguladora global de este sector y sus esfuerzos para la reducción de gases de efecto invernadero.

El vicesecretario general de ICS, Simon Bennett, ha recordado que la normativa vigente exigirán que todos los buques nuevos sean al menos un 30% más eficientes en sus emisiones de carbono en 2025, llegando al 50% en los grandes portacontenedores en 2022.

Por eso, en línea con los objetivos de reducción de la OMI, que busca reducir las emisiones totales de CO2 en un 50%, independientemente del crecimiento del comercio marítimo, la Cámara adoptará un nuevo paquete de normas en 2020, enfocadas en la eficiencia operativa del combustible y la optimización de la velocidad.

Esto garantizará nuevas reducciones de CO2 para 2023 y permitirá al sector alcanzar una mejora de la eficiencia del 40% en toda la flota mundial para 2030. En este sentido, es indispensable continuar desarrollando las tecnologías de cero carbono y los sistemas de propulsión que se pueden aplicar en los buques transoceánicos.

Pacto Verde Europeo

En relación al nuevo Pacto Verde Europeo, desde ECSA respaldan el objetivo de la Comisión Europea de que Europa sea el primer continente neutro en carbono. En opinión del secretario general de la Asociación, Martin Dorsman, la emergencia climática es una crisis global y necesita una estrategia global.

Asimismo, el sector necesita urgentemente nuevas tecnologías y combustibles alternativos, por lo que «Europa debe apoyar nuevos proyectos piloto y favorecer el despliegue de infraestructuras para el abastecimiento de los nuevos combustibles en los puertos de la UE».

Finalmente, el director general de Anave, Manuel Carlier, ha remarcado la necesidad de promover el cambio de carga y pasajeros de la carretera y el aire al mar, reduciendo efectivamente las emisiones de CO2.