Volkswagen lleva a cabo una profunda renovación de su modelo Multivan, con el fin de incorporar las últimas novedades en cuanto a conectividad y digitalización, que llegará a los primeros mercados europeos el próximo otoño.

Además, de una puesta al día tecnológica, este icónico vehículo de la marca alemana también añade un nuevo frontal que acentúa y actualiza aún más los rasgos característicos del fabricante germano, de tal modo que ahora la barra transversal de los faros compactos y el área superior de la parrilla del radiador son más estrechas.

Además, también se ha desarrollado un nuevo salpicadero digital para el habitáculo, con múltiples posibilidades que se adaptan a las necesidades del conductor, y más opciones en cuanto a equipamiento y extras para enriquecer la gama, a lo que se añade nuevos motores diésel de entre 90 y 199 CV y una versión totalmente eléctrica, con una autonomía de 400 kilómetros.

De igual modo, en el modelo se ha sustituido la servodirección hidráulica por una servodirección electromecánica y, al mismo tiempo, se ha añadido un asistente para viento lateral de serie que contribuye a mejorar la seguridad en la conducción, junto con los nuevos sistemas de asistencia de cambio de carril, aparcamiento y para maniobrar de marcha atrás con remolque.