La Agencia Europea de Seguridad Marítima, EMSA, llevará a cabo una campaña de monitorización de las emisiones a gran escala utilizando un dron, en la que participa también la Agencia Federal Marítima e Hidrográfica.

Las pruebas comenzarán en mayo y se extenderán durante tres meses, en los que un dron con un equipo específico medirá la cantidad de azufre en los gases de los buques que transitan por el Mar Báltico, con el fin de detectar posibles incumplimientos de los límites establecidos. Al mismo tiempo, las imágenes recogidas se recopilarán para tareas de tipo hidrográfico.

La aeronave tripulada en remoto despegará de unas instalaciones de las Fuerzas Armadas alemanas en la costa este de Fehrmarn y supervisará algunos buques seleccionados que están operando en el Estrecho de Fehrmarn y Kadetrinne/Kadetrenden para medir el contenido de azufre utilizando sensores especiales.

De este modo, se podrá medir el contenido de azufre en el combustible del buque, que no deberá superar un nivel del 0,10% en el Área de Control de Emisiones del Mar Báltico. Además, los resultados se trasladarán en tiempo real a las autoridades responsables de todos los puertos europeos a través del sistema de información Thetis-EU, operado por EMSA.

De esta manera, los buques pueden ser seleccionados para una inspección en el próximo puerto en el que escalen para tomar muestras del combustible. Si se demuestra que no se está cumpliendo con los límites establecidos, los responsables podrían enfrentarse a fuertes multas.

En lo que respecta a las imágenes aéreas que se tomen, se pueden extraer valores batimétricos para las aguas poco profundas o realizar un mapeo tridimensional de la zona costera. También se determinará si pueden proporcionar información complementaria para el servicio de estudios hidrográficos alemán.

Los vuelos serán operados por la empresa nórdica Nordic Unmanned para EMSA, mientras que la tecnología de sensores y medición será proporcionada por la empresa danesa Explicit ApS.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110