El Puesto de Control Fronterizo que la Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cibrao tiene en el puerto exterior ha realizado ya su primera inspección como Puesto de Inspección Fronteriza, PIF, tras el visto bueno de la Comisión Europea. En concreto, se han inspeccionado diez contenedores que han llegado a la dársena de Caneliñas en el servicio que gestiona Containerships.

Tanto la Autoridad Portuaria, Aduanas, Sanidad Exterior, el Soivre, y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, como el personal de la naviera y de la terminal de Yilport, han participado en estas tareas. Así, se ha procedido a un análisis aleatorio de la carga y a la valoración de su estado de conservación, comprobando también si se correspondía con lo declarado.

El PIF, destinado al control de productos embalados o envasados de origen animal para el consumo humano que provengan de países externos a la Unión Europea, dispone de una superficie aproximada de 500 m², y está equipado con tres cámaras frigoríficas  y oficinas para que realicen su trabajo los técnicos que intervienen en estos procesos de control.

Estas nuevas instalaciones permitirán realizar en mejores condiciones las tareas que se estaban llevando a cabo en el puerto interior, como las de control de productos de origen vegetal destinados al consumo de animales. Además, el puerto ha iniciado los trámites para la ampliación del Puesto de Control Fronterizo, que duplicará su capacidad en 2021.