Cada vez está más cerca el 2020 y con él, la entrada en vigor de los nuevos límites de azufre de la Organización Marítima Internacional. A falta de solamente unas semanas, el sector marítimo sigue en pleno proceso de transformación para poder cumplir con la nueva normativa.

España ya se ha convertido en todo un referente a nivel mundial en el ámbito de la reducción de emisiones, y no es para menos. Desde enero, se han efectuado en el país un total de 134 operaciones de bunkering de GNL, en las que se han suministrado a los buques un total de 72.392 m³.

La cifra supone un repunte del 1.638% con respecto al año anterior, tal y como atestiguan las cifras de Gasnam. Además, pronto estarán operativos en el país un total de nueve ferries y dos cruceros propulsados por Gas Natural Licuado, precisamente dos de los segmentos que más apuestan por este combustible.

En esta línea, conviene señalar que hay 112 buques preparados para una futura adaptación al Gas Natural Licuado. Este crecimiento del GNL garantizará el mantenimiento de la calidad del aire y contribuirá a reducir de forma significativa las emisiones de gases.