Siguen creciendo las compras en el e-commerce

Siguen creciendo las compras en el e-commerce un 26% durante el primer semestre de 2015

En el primer semestre del año las compras on-line crecieron un 26% debido, en mayor medida, a que el 78% de los consumidores españoles prefirió comprar a través de este mecanismo en vez de acudir a las tiendas físicas, según los datos recogidos por Cetelem. Con estos resultados, España se coloca como el cuarto país europeo que más consume en Internet.

La mayoría de los consumidores que se decantan por hacer sus compras a través de la red de redes lo hacen por la comodidad y facilidad de realizar la adquisición. Esta opción es elegida por el 82% de los encuestados. Le sigue a cierta distancia, con un 73%, la gente que lo utiliza para aprovechar las promociones y las ofertas que ofrecen los comercios y por último, con un 65%, lo hacen por el tiempo que se ahorran en hacer el negocio.

Respecto a sexos, hombre y mujeres compran por igual pero ellas se decantan más por comprar ropa a través de internet, mientras ellos se dedican más a la electrónica. Por su parte, el porcentaje en la compra de alimentación del hogar se mantiene equiparado entre ambos sexos.

Por países, España ocupa el cuarto lugar en facturación con un gasto de más de 12 millones de euros solo por detrás de Alemania, Reino Unido y Francia.

España y Europa

Estos datos no hacen más que confirmar, los aportados por la compañía RetailMeNot, que aseguraba a principios de año que el mercado on-line iba a presentar un incremento notable en Europa y América del Norte.

En lo que respecta al viejo continente, Reino Unido se encuentra a la cabeza con un incremento del 16,2% respecto al año pasado. Esto significa que los británicos gastan 1.557 euros de media, un 9,6% más que en el 2014. Por su parte, Alemania y Francia siguen por encima de la media con un gasto por persona de 1.356 euros y 1.123 euros respectivamente.

Por su parte, en España, cada español destina una media de 661,62 euros para realizar compras lo que supone un aumento del 8,9%. En concreto, cada consumidor realiza unas 21,2 compras y en cada una de ellas se gasta un importe medio de 73,40 euros.