La red de talleres Euromaster ha iniciado los trámites para solicitar un Expediente de Regulación Temporal de Empleo que afectará al 70% de su plantilla, como consecuencia de la drástica reducción de actividad tras decretarse el estado de alerta para controlar la crisis sanitaria por el avance del Covid-19.

En este contexto, Euromaster ha tenido que cerrar temporalmente parte de los centros donde opera para garantizar la seguridad y salud de sus empleados, colaboradores y clientes, dejando operativos tan solo el 60% de su red de talleres de su red propia y franquiciada en calidad de servicios mínimos.

De esta forma se garantiza la movilidad de servicios de emergencia, transporte en carreteras y la de aquellas personas que no puedan teletrabajar y deban desplazarse a sus centros de trabajo.

Este expediente se prolongará mientras se mantenga el estado de alarma en todo el país. La red de talleres considera que esta vía es la única para garantizar los puestos de trabajo de sus empleados a largo plazo.

No obstante la red de franquiciados de Euromaster, toma sus decisiones de apertura o cierre de manera individual dado su carácter de empresarios independientes aunque bajo los estándares de máxima seguridad e higiene determinados por la central de acuerdo a las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

Euromaster pertenece al Grupo Michelin, y tiene presencia en 17 países europeos, con más de 2.300 talleres, 10.700 profesionales y una facturación conjunta de 1.800 millones de euros al año.