Euroports Ibérica TPS ha solicitado a la Autoridad Portuaria de Tarragona permiso para obtener una modificación sustancial del conjunto de instalaciones destinadas a la actividad de entrega, recepción y depósito temporal y otras operaciones de manipulación de carbón en el muelle de Navarra.

En este sentido, la terminal quiere que se le otorgue una ampliación del objeto concesional de esta concesión para poder manipular adicionalmente graneles sólidos como yeso, cal viva, cementos, mineral de hierro, escoria, clinker, coques, carbones, aceites y fuel, entre otras mercancías.

Ante esta petición, los responsables del enclave portuario tarraconense han abierto el trámite de información pública, con el fin de que puedan presentarse alegaciones sobre esta solicitud de concesión, durante un plazo de veinte días hábiles.

Hasta ahora, Euroports Ibérica TPS dedica su terminal de los muelles de Navarra y de Cataluña del puerto de Tarragona a tráficos de combustibles fósiles, con una línea de atraque de 553 metros de longitud en la primera de las instalaciones portuarias.

En ambos muelles, la terminal tiene una superficie para el almacenamiento de mercancías de 119.000 m².

Además, la compañía también cuenta con instalaciones para graneles sólidos en el muelle de Castilla de la dársena catalana, sí como con una terminal para productos forestales.