La naviera Evergreen Marine ha encargado en septiembre un total de 24 portacontenedores al astillero chino CSSC Huangpu Wenchong Shipbuilding.

Valorado en una cantidad situada entre los 958 y los 1.100 millones de dólares, el pedido comprende buques de nueva construcción de 1.800 TEUs, 2.300 TEUs y 3.000 TEUs. En concreto, se trata de dos embarcaciones de 1.800 TEUs, 11 de 2.300 TEUs y otros 11 de 3.000 TEUs.

De momento, no han trascendido las fechas de entrega de estos buques, cuyo encargo forma parte del programa de renovación de flota del operador, que está apostando por un ciclo de vida mucho más sostenible para todo el proceso, desde el diseño hasta el reciclaje.

El objetivo es ir reemplazando los buques más antiguos de manera gradual y devolver algunos buques alquilados a sus propietarios. El resultado será una flota de portacontenedores renovada, técnicamente avanzada y sostenible.

Cabe recordar que en marzo de 2021, la naviera ya había realizado un pedido de 20 portacontenedores de 15.000 TEUs de capacidad al astillero surcoreano Samsung Heavy Industries.