Gerardo Perez, presidente de Faconauto

Gerardo Pérez ha pedido al Gobierno que tome las decisiones pospuestas en anteriores legislaturas.

La caída de las matriculaciones en el año 2019 ha sido objeto de debate durante el XXIX Congreso de Faconauto. Su presidente, Gerardo Pérez, ha calificado lo ocurrido como “preocupante” y ha advertido de que ni el sector ni la economía del país se pueden permitir otro año en negativo para la automoción.

Para ello, es fundamental terminar con la incertidumbre existente mientras no haya alternativas asequibles de cero emisiones y rescatar al diésel como «una posibilidad útil» para avanzar hacia la descarbonización.

En este sentido, los concesionarios han querido denunciar la pérdida de hasta 900 empleos durante el último ejercicio y reclaman que cualquier medida que se adopte «sea objeto de una seria reflexión» en la que se tenga en cuenta a los sectores implicados y las necesidades de los ciudadanos.

«Compartimos los objetivos, pero no el camino que se está siguiendo para conseguirlos», han explicado desde la patronal, insistiendo en que el Gobierno «tiene la llave para acabar con la incertidumbre«. Para ello, debe tomar las decisiones que se han pospuesto en anteriores legislaturas.

Así, en Faconauto esperan que se impulsen con urgencia las medidas que recoge el Plan Estratégico de Apoyo Integral al Sector de Automoción, teniendo en cuenta que 2020 será un año «particularmente complejo» debido a la necesidad de cumplir con unos determinados objetivos de emisiones a nivel europeo.

En su opinión, «sería el momento adecuado para concretar ya medidas que impulsen seriamente la movilidad eléctrica, que promuevan la renovación del parque, la fiscalidad del automóvil y la seguridad jurídica de los concesionarios, que siguen haciendo inversiones millonarias».