Nacido en la localidad barcelonesa de Moncada i Reixac en 1920, Yúfera ha sido ejemplo de emprendedor hecho a sí mismo con una visión innovadora única que lo llevó, sin tener ninguna formación previa, a fundar Seur sentando las bases del transporte urgente como un nuevo sector empresarial en España.

Justo Yúfera vivió en Francia hasta los 20 años para más tarde recorrer Camerún y Guinea en su juventud. En esos años desempeñó una gran variedad de trabajos, desde los salones de peluquería hasta las explotaciones forestales, los ferrocarriles o la tienda de bicicletas que montaría en Barcelona.

Tras regresar a España, conoció durante el servicio militar a  Jorge Fernández Mata, un joven sargento catalán con el que fundaría Seur en 1942, poniendo así el germen y dando nombre a uno de los sectores empresariales fundamentales para la economía española, como ha sido el del transporte urgente.

Primer repartidor de Seur

Yúfera fué el primer repartidor de Seur, cuando realizó la primera entrega urgente haciendo el trayecto de Madrid a Barcelona. La idea era tan simple como ingeniosa para aquellos años: transportar puerta a puerta paquetes o documentos, con un planteamiento de servicio a medida.

Una idea que se puso en marcha en los difíciles años de la posguerra y fue creciendo gradualmente gracias al ímpetu de otros emprendedores, personas de confianza que fueron extendiendo el modelo al resto de España, con imaginación y esfuerzo.

La compañía llegó a ser la primera en su actividad en España, logrando su mayor expansión geográfica en los ’70. Sin embargo, fue en la década de los ’80 cuando dio el salto definitivo, consolidando la Red en todo el territorio español y portugués.

En 2004 la francesa GeoPost entrara en el accionariado de Seur, manteniendo en el mercado español la marca Seur hasta que en 2013 pasa a operar en toda Europa bajo la denominación comercial de DPDGroup.

En palabras de Yves Delmas, presidente de Seur, “Justo ha demostrado un gran apego y amor por la compañía hasta sus últimos días, acudiendo prácticamente a diario a su despacho para estar cerca de la que ha sido su familia durante casi 80 años. Descanse en paz”.