FedEx ya ha obtenido los permisos necesarios del departamento de Transporte de Estados Unidos para poder operar en Cuba, tras décadas de tensión política entre ambas zonas. Así, el operador ofrecerá un servicio aéreo diario de lunes a viernes entre Miami (Florida) y Matanzas (Cuba), a partir del 15 de enero de 2017.

El integrador norteamericano realizó la solicitud el 2 de marzo, junto con una propuesta de conexión para el transporte de mercancías cinco días a la semana utilizando un Boeing 757-200SF que cubriría la ruta Miami-La Habana-Mérida (México)-Miami, desde el 1 de septiembre de 2016.

A mediados de junio, el operador modificó su petición para reemplazar la oferta por un servicio entre Miami y Matanzas, sin haber recibido desde ese momento ninguna objeción. De este modo, a partir de enero la empresa dispondrá de un periodo de dos años para operar esta ruta.

Según el acuerdo alcanzado en febrero con la administración cubana, tanto Estados Unidos como Cuba pueden operar hasta 20 vuelos diarios entre el país norteamericano y La Habana, y hasta 10 vuelos diarios en el caso de que sean otros aeropuertos cubanos.

Todo esto coincide con la aprobación este pasado 10 de junio por parte del departamento de Transporte para que seis aerolíneas estadounidenses puedan comenzar a ofrecer servicios regulares a ciudades cubanas, más allá de La Habana.