FedEx se ha fijado el objetivo de alcanzar la neutralidad de carbono en sus operaciones para el año 2040. Para ello, destinará 2.000 millones de dólares a la electrificación de vehículos, las energías sostenibles y la captura de carbono. 

En lo que se refiere a la electrificación, para 2040, la flota de reparto estará compuesta únicamente por vehículos de cero emisiones, para lo que será necesario reemplazar por fases todos los existentes. Por ejemplo, en 2025, el 50% de las compras serán de vehículos eléctricos, llegando al 100% en 2030.

Asimismo, ampliará su oferta de soluciones sostenibles ‘puerta a puerta’ y continuará invirtiendo en combustibles alternativos para reducir las emisiones de su flota de aviones y vehículos.

En este sentido destaca su plan ‘Fuel Sense’ para reducir el consumo de combustible de sus aviones y sus programas de modernización de flota, que han evitado desde 2012 la emisión de más de 13,5 millones de toneladas de CO2.

En cuanto a las instalaciones, su objetivo es que sus más de 5.000 centros alrededor del mundo sean más sostenibles gracias a sus continuas inversiones en eficiencia, energías renovables y programas de gestión energética.

Centro de Captura de Carbono 

También se destinarán 100 millones a la Universidad de Yale para el establecimiento del Centro de Captura de Carbono Natural, que permitirá seguir investigando sobre nuevos métodos para aplicar esta técnica a gran escala.

Los investigadores desarrollarán fórmulas para construir sistemas naturales de almacenamiento, incluyendo ecosistemas biológicos, para mejorar cuando sea posible la rapidez o cantidad de absorción y el tiempo en que puede ser almacenado.

Aunque inicialmente este centro estaba pensado para el sector de la aviación, ahora se ampliará el foco a otras fuentes de emisiones, publicando y compartiendo sus averiguaciones para que todas las industrias y gobiernos puedan beneficiarse de su trabajo e implementar nuevas estrategias.

Conviene recordar que, desde el año 2009, FedEx ha logrado reducir la intensidad de sus emisiones de CO2 en un 40% aproximadamente, a pesar de que sus volúmenes se han incrementado en un 99%.