Transporte de mercancías por carretera en Galicia

La Federación Gallega de Transportes de Mercancías, Fegatramer, ha renovado su mayoría absoluta en el Comité Gallego de Transportes, en el que está representado el sector del transporte de mercancías por carretera de Galicia, tras la revisión de empresas y vehículos realizada por la Dirección General de Movilidad de la Xunta de Galicia en el 2014.

La Dirección General de Movilidad aprobaba por Resolución del 31 de julio de 2014 la revisión de la composición y votos de los departamentos de transporte de mercancías y viajeros que integran el Comité Gallego de Transportes.

Así, en esta resolución, Fegatramer ha alcanzado el 60% de la representatividad del sector en la sección de Transporte Público de Mercancías por Carretera y el 80% de la representatividad en la Sección de Actividades Auxiliares y Complementarias del Transporte Público de Mercancías por Carretera. En el cómputo general, la federación ha llegado al 70% de la representatividad en el departamento de Transporte de Mercancías del Comité Gallego de Transportes.

Por otra parte, en el Diario Oficial de Galicia del pasado 5 de septiembre de 2014 se publicaba el Decreto 103/2014 de la Consejería de Medio Ambiente Territorio e Infraestructuras de la Xunta, por el que se nombra como nueva Directora General de Movilidad a Helena de Lucas de Santos.

Grave crisis en el sector

En cuanto a las cifras sector del transporte en Galicia, Fegatramer ha recogido los datos publicadas por el Ministerio de Fomento en cuanto a creación de empresas de transporte público de mercancías por carretera en la región, que es de 6.811 autorizadas, una «mínima histórica» después de que en 2008 se alcanzasen las 8.045 empresas.

Igualmente el registro de Fomento refleja que hay 14.269 vehículos autorizados de transporte pesado y 5.392 ligeros, lo que suma 19.661 vehículos en Galicia, mientras que 2008, el dato de vehículos autorizados eran de 24.000.

Según Fegatramer, es ahora cuando se comienzan a reflejar los datos que surgen como «consecuencia de la gravísima crisis que viene paciendo el sector», estimando en un 20% las empresas y de su flota de vehículos que se han dado de baja o no tienen visada su autorización de transporte en estos seis años.