La crisis sanitaria ha tenido múltiples efectos sobre la sociedad española.

Entre ellos se ha encontrado la suspensión de diferentes festividades por toda la geografía del país, así como de pruebas deportivas, especialmente ciclistas y carreras populares, que, de este modo, han quedado canceladas ante el riesgo de contagio masivo de la covid-19 que suponen.

En este marco, Fenadismer ha planteado a la Dirección General de Tráfico que «derogara las restricciones a la circulación de camiones previstas en la Resolución vinculadas a los diferentes acontecimientos religiosos, deportivos y culturales que, si bien en condiciones normales pueden aconsejar la limitación de la circulación de camiones por congregar a mucha población, sin embargo al haber sido cancelados la práctica totalidad de dichos actos como consecuencia de la crisis sanitaria carece de toda lógica mantener la restricción».

Sin embargo, la patronal explica que «haciendo oídos sordos a dicha petición, la DGT sorprendentemente sigue manteniendo vigentes tales restricciones a camiones», como ha sido el caso de ciertas prohibiciones de circulación para camiones en la provincia de La Coruña, coincidiendo con la festividad del apóstol Santiago.

Al respecto, Fenadismer llama la atenciaón sobre «otros eventos culturales y deportivos previstos para las próximas semanas, y también cancelados por la covid o prohibida la presencia de público, como son la fiesta del Descenso del río Sella en Asturias o las pruebas de motociclismo de Alcañiz en Teruel y posteriormente de Chiva en Valencia, las cuales tienen previstas restricciones a la circulación de camiones y a fecha de hoy la DGT las sigue manteniendo de forma absolutamente irracional e incomprensible«.