La Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer) se muestra preocupada por la actuación fraudulenta de ciudadanos residentes en España que obtienen de forma irregular el título de transportista en otro país europeo para utilizarlo en nuestro país.

Así lo ha expuesto en la última reunión del Comité Nacional de Transporte, en la que ha recordado que según la legislación europea las personas interesadas en obtener el título de competencia profesional de transporte deben examinarse en el país en el que tengan su residencia habitual, entendiendo como tal «el lugar en que una persona viva habitualmente, es decir, por lo menos 185 días por cada año civil».

Sin embargo, según ha detectado la federación, cada vez más ciudadanos residentes en España se trasladan a otros países europeos, fundamentalmente Portugal y Rumanía, para realizar el examen puesto que el nivel de conocimientos exigidos es muy inferior al de España.

Asegura también que las autoridades de dichos países no comprueban el requisito de residencia habitual establecido por la normativa europea, y que incluso, en el caso de Portugal, existen academias especializadas en preparar exclusivamente a ciudadanos residentes en España.

Una vez obtenido el título en estos países, los transportistas solicitan la convalidación automática por el correspondiente título español ante el Ministerio de Fomento para poder ser utilizado en nuestro país.

Por ello, la federación ha pedido al Ministerio de Fomento que no proceda a la convalidación si el solicitante no demuestra que en el momento del examen había acreditado el cumplimiento del requisito de residencia habitual. Asimismo, presentará una denuncia formal ante la Comisión Europea para que se erradiquen estas actuaciones fraudulentas en dichos países.