Fenadismer ha decidido poner en marcha una reclamación colectiva contra el cártel español de fabricantes y concesionarios de furgonetas y derivados de turismo.

La patronal fundamenta esta acción judidcial en sucesivas sentencias dictadas a lo largo del pasado año por el Tribunal Supremo que han ratificado la Resolución dictada en 2015 por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia en la que se condenaba con una multa por importe de 171 millones de Euros a la práctica totalidad de marcas que venden vehículos automóviles en España.

Según la organización empresarial, las decisiones judiciales han acreditado que entre 2006 y 2013 las 21 marcas sancionadas «han estado operando en el territorio nacional a través de la puesta en común entre ellas de información con el fin de elevar artificialmente el precio de los vehículos, adquiridos durante dichos años, que se estima aproximadamente entre un 10% y un 15% del valor del vehículo más los correspondientes intereses».

La incorporación al procedimiento de reclamación es totalmente gratuito y abierto a todos los afectados, de tal modo que permite reclamar por la adquisición en propiedad o leasing de furgonetas, turismos y derivados de turismo, garantizándose que los afectados recibirán un 75% de la indemnización que se obtenga sin asumir ningún coste durante todo el procedimiento.

Fenadismer baraja que el número de furgonetas y derivados de turismos afectados por el cártel durante los ocho años de actuación concertada por parte de los fabricantes y concesionarios en toda España se situaría en torno al medio millón vehículos.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px