En la reunión mantenida por Fenadismer con la Dirección General de Infraestructuras y Transportes del Gobierno, se ha manifestado el rechazo de la Federación al proyecto de implantación de una ecotasa para camiones de 0,12 €/km por la utilización de las carreteras nacionales y locales en Francia.

La medida se implantará a partir de 2013 y se prevé que afecte anualmente a más de 250.000 camiones españoles y de otros países de la Unión Europea.

La implantación de la denominada “ecotasa” se instauraría en la red nacional de carreteras que actualmente no están afectadas por peajes (en torno a 10.000 km) así como otros 5.000 km adicionales de la red local de carreteras.

En vigor en junio de 2013

La ecotasa, que está previsto que entre en vigor en Junio de 2013, se abonará en función de la distancia recorrida, aplicándose a todos los vehículos de transporte de mercancías de más de 3’5 toneladas de MMA. El importe de la ecotasa será de aproximadamente 0’12 €/km, aunque para el cálculo final se tendrá en cuenta tanto el tonelaje del vehículo como su clasificación Euro.

Será obligatorio que los vehículos vayan provistos de un dispositivo de control (equipo embarcado) que permitirá controlar a la Administración francesa el recorrido realizado por el vehículo a través de más de 4.000 pórticos instalados en la red de carreteras. En caso de no llevar el referido dispositivo, se sancionará con una multa de 750 €, pudiendo proceder asimismo a la inmovilización del vehículo.

El establecimiento de la ecotasa permitirá recaudar al Gobierno francés en torno a 1.000 millones de euros anuales, ya que se prevé que afecte a más de 550.000 vehículos franceses y 250.000 vehículos extranjeros.

En relación a dicha medida, Fenadismer ha manifestado su rechazo, ya que España será uno de los países más afectados por la ecotasa, teniendo en cuenta que el 38% de las importaciones totales españolas proceden de Francia y el 30% de las exportaciones tiene como destino ese país, pero es que además la gran mayoría de los flujos de transporte de mercancías por carretera con origen o destino distinto de Francia, deben utilizar obligatoriamente la red viaria francesa. Así Alemania, Italia, Bélgica, Reino Unido y Países Bajos son los principales expedidores/receptores de estos flujos en tránsito, que suponen el 83% del total de los tránsitos realizados por los transportistas españoles.