La Asociación Ferrmed ha presentado los avances del Estudio de Tráfico y de Optimización modal en la UE en una reunión de los Grupos de Trabajo Multisectoriales.

El estudio dispondrá de una plataforma de apoyo para la aplicación de sus conclusiones, que se denominará EULER/R+D+4i Platform y estará constituida por cámaras de comercio, asociaciones empresariales y profesionales, asociaciones internacionales, centros de investigación y sindicatos.

También participarán representantes de los gobiernos de las regiones socioeconómicas EULER como observadores. Los primeros contactos con EULERS tan representativos como los de Renania del Norte-Westfalia, Baden Württemberg, Lombardía, Cataluña y otros han resultado altamente positivos, según refieren desde la Asociación.

Por eso, esta plataforma podrá emplearse para el desarrollo concreto de acciones relacionadas con el medio ambiente, economía circular, 5G y blockchain a nivel europeo y euroasiático.

La primera parte del estudio, que determinará las zonas de la Red Central Transeuropea donde es necesario invertir con preferencia, estará lista a finales de 2020. El estudio completo, en el que se especificarán las acciones necesarias en la red ferroviaria, terminales intermodales y puertos, y su impacto socio-económico y medioambiental, terminará a finales de 2021.

Actuaciones prioritarias

Los resultados provisionales de la primera parte del estudio identifican claramente las secciones de la red de carretera y ferrocarril con mayores volúmenes de transporte, que requieren una actuación prioritaria en la red ferroviaria correspondiente.

Esta acción permitirá absorber una parte significativa de los tráficos por carretera y poder lograr los objetivos de la Comisión Europea para el 2030, cuando el tren debería utilizarse al menos en un 30% del volumen total de mercancías transportadas en distancias superiores a los 300 km.

Las acciones propuestas en el estudio para toda la Unión Europea tendrán en cuenta los siguientes escenarios: corto plazo (2023), medio plazo (2025) y largo plazo (2030). Además, es el único modo de lograr los objetivos previstos por la Comisión Europea, pues no se puede seguir invirtiendo dónde no hay tráfico e invirtiendo de forma precaria donde lo hay.