Fetransa estima que todos los vehículos de transporte que lleven instalado tacógrafo deberían cumplir con los tiempos de conducción y descanso sin excepciones.

La patronal estima que, «en muchos casos, se aprovecha la exención al tacógrafo para, después de una jornada más o menos larga, fuera de ámbito de aplicación del reglamento, el conductor inserte su tarjeta y continúe trabajando como si tal cosa».

De igual manera, la organización empresarial defiende que «eximir sin más de la obligación de registrar las actividades de los conductores deja en una situación muy comprometida el control del resto de la normativa».

Así pues, Fetransa dice no entender «que se exima a ciertos conductores del cumplimiento de los tiempos de conducción y descanso, pero entendemos menos aún que a todos ellos se les exima también del uso del tacógrafo, dado que los objetivos perseguidos por uno y otro reglamento son diferentes«.

Por ello, la asociación solicita que se utilice en todo caso el tacógrafo, dado así siempre quedará constancia de la identidad de todos los conductores que han tenido un vehículo a su cargo, lo que redundará en mejoras en la seguridad vial, además de en la propia seguridad de los conductores y en la conservación de la libre competencia.