Esquema con los cajones fondeados de la nueva terminal de contenedores del puerto de Cádiz.

El primer cajón quedó fondeado en su lugar definitivo en la primera semana de junio. Otros tres bloques más se encuentran ya en su ubicación final, mientras que los diez restantes se hallan en una zona de prefondeo, a la espera de ser reubicados. La colocación de los cajones de hormigón que conformarán la futura terminal de contenedores se realiza sobre una banqueta de escollera a una cota -16 m. El futuro muelle coronará a la cota +7,00 una vez terminado.

Para la construcción de los 14 cajones se han empleado 50.000 m³ de hormigón y 4.000 Tn de acero. Cabe recordar, en este sentido, que 13 de los 14 bloques comparten medidas, 45,3 metros de eslora; 20,35 metros de manga y 20,5, de puntal. Sólo uno de ellos, el que hace esquina entre el muelle principal y el dique de abrigo, que tiene la particularidad de ser biselado, no comparte medidas con el resto.

La construcción de la nueva terminal de contenedores avanza en estos momentos mediante la colocación de pedraplén en la parte trasera de los cajones que ya se encuentran en su lugar definitivo. Simultáneamente, avanza la construcción del dique de abrigo mediante el aporte de material de relleno.

Primera fase de 22 hectáreas

El proyecto, cofinanciado con fondos FEDER de la Unión Europea, comprende en esta primera fase el desarrollo de una nueva terminal con una superficie de 22 Has, con una longitud de muelle de 590 m, un dique de abrigo de 320 m y un calado de 16 m.

La nueva infraestructura ampliará sustancialmente la superficie de depósito y permitirá el atraque de buques de mayores dimensiones, al aumentar hasta 16 m el calado. Además posibilitará por un lado, la potenciación del tráfico de contenedores; por otro, la consolidación del puerto como motor de desarrollo socioeconómico y, finalmente, la reordenación de los tráficos. Además el traslado a la nueva terminal permitirá dedicar íntegramente el muelle Reina Sofía al tráfico de cruceros.