Los representantes sindicales y empresariales del sector del frío industrial han alcanzado un acuerdo para renovar el convenio colectivo sectorial que rige las condiciones de los trabajadores del sector entre 2018 y 2020.

El acuerdo, firmado por Aldefe, UGT y Comisiones Obreras, así como con la firma no conforme de CIG, regulariza algunos aspectos que tras la aprobación del convenio en el año 2016 necesitaban aclararse y se adapta a la nueva terminología de género conforme a la normativa vigente.

De igual modo, el nuevo convenio también actualiza las tablas salariales para los ejercicios 2018, 2019 y 2020, para los que se prevén sendas subidas de un 2% en cada caso. Así mismo, si la subida salarial en estos tres ejercicios superara el 6% la diferencia se sumará al salario fijado en 2020 de cara a la renovación del convenio, con el fin de que sirva de base para el cálculo de los salarios para 2021.

Aldefe estima, según consta en un comunicado de prensa emitido esta semana, que con el acuerdo se logra «la necesaria estabilidad laboral dentro de las empresas asociadas y del sector del almacenamiento frigorífico, así como, continua en la senda de la modernización y mejora de esta estratégica herramienta de gestión laboral y empresarial».