La dirección de Ford Almussafes ha planteado a los sindicatos un Expediente de Regulación de Empleo para 630 trabajadores en su planta de fabricación de vehículos de Almussafes, lo que llevaría a la desaparición del turno de noche.

El fabricante pretende reducir la producción actual de 1.640 vehículos a los 1.360 en abril. En su opinión, es necesario este recorte de 280 vehículos por la caída de la demanda europea, en especial para algunos modelos que tiene adjudicados esta fábrica, como el S-Max, el Galaxy o el Mondeo, si bien la demanda del Kuga sigue siendo fuerte.

El día 30 de marzo se reunirá el comité de empresa de ámbito europeo y el 31 lo hará el de la planta de Almussafes, cuyo presidente, portavoz de UGT, ha solicitado un plazo de 15 días para estudiar la situación, con el fin de no abordar los despidos hasta después de Semana Santa.

En este caso, según recoge Europa Press, las condiciones que ofrece el fabricante son peores que las del acuerdo anterior, ya que son muchos despidos y existe poco personal en edad cercana a la jubilación.

Desde CGT han reclamado al fabricante que aclare cuál será el futuro de la factoría, teniendo en cuenta que se está trabajando con cuatro modelos con «una fecha de caducidad muy próxima«.

En 2020, la planta encadenó seis ERTEs y un ERE para 350 empleados, lo que hacía presagiar a CCOO que pudiera llegarse a la situación actual, si bien no esperaban una decisión así hasta «después del verano o principios de 2022«.

Repercusión en el parque de proveedores

Por su parte, desde el Clúster de Automoción de la Comunidad Valenciana creen que la medida tendrá un efecto dominó en las empresas del sector, en función de su nivel de dependencia de la multinacional.

En este sentido, aunque hay empresas que proveen directamente a Ford y su producción está totalmente determinada por la carga de trabajo del fabricante, otras cuentan con una mayor diversificación en clientes, sectores y mercados, por lo que que se verán menos afectadas.

En los próximos días, se conocerá el impacto directo y real en todas las empresas del sector, aunque desde el Clúster trabajarán para buscar alternativas laborales a los empleados que puedan verse afectados.