LD LINES Puerto de Gijon embarque mercancia ro-ro

Embarque de mercancía ro-ro en el puerto de Gijón.

Los gobiernos español y francés han iniciado las actuaciones pertinentes para que se realice una auditoría de cuentas de la Autopista del Mar Gijón-Nantes, cuyo servicio fue suspendido por la naviera LD Lines el pasado 17 de septiembre.

Así lo ha indicado el Gobierno en respuesta a una pregunta planteada por Amaiur, basada en las advertencias de Andecha Astur sobre posibles «irregularidades».

En el escrito remitido por esta última se señala que el objetivo de esta auditoría es averiguar con detalle las razones por las que la naviera se ha desviado del objetivo final de hacer viable el servicio, una vez agotadas las ayudas públicas que se concedieron para su lanzamiento.

Cabe recordar que desde la naviera han señalado en varias ocasiones las pérdidas económicas soportadas en la línea, con la que han justificado el no cumplimiento de los siete años del contrato firmados. La compañía cerró la línea después de haber recibido las ayudas comunitarias durante un plazo de cuatro años, el máximo establecido en el acuerdo.

En este sentido, desde Puertos del Estado ya han informado de que reclamarán a LD Lines los 30 millones de subvención que ha recibido si finalmente no reanuda la línea, algo que debe ocurrir antes del 18 de diciembre para poder optar a las últimas ayudas, prorrogadas por los gobiernos.

Un último año de ayudas podría concederse a la naviera, y probablemente a otra naviera que quiera hacerse cargo de la Autopista del Mar, después de que la Unión Europea no se pronunciase en contra sobre la intención de los gobiernos francés y español de agotar las ayudas, aún no gastadas, durante el próximo 2015No obstante, desde la naviera aún no se han pronunciado al respecto.

Auditoría de cuentas

Los gobiernos colaborarán con los servicios de la Comisión Europea al cargo del proyecto Marco Polo, por el que se concedieron las ayudas, para realizar esta auditoría.

Además, en la respuesta a Amaiur, el Gobierno vuelve a señalar que Europa ha dejado «la puerta abierta» a que se pueda prolongar el pago de las ayudas hasta completar el abono total de la subvención, ya que LD Lines no cobró toda la subvención por falta de justificación.

Del mismo modo, en el escrito se incide en que esta línea no ha sufrido problemas de demanda, habiéndose convertido en un servicio «atractivo» para los transportistas por carretera y cargadores, con un volumen anual de unas 22.000 unidades equivalentes a un grado de ocupación medio del 70%.

Por este motivo, el Gobierno certifica que los problemas se detectan fundamentalmente en la gestión del servicio, tanto de lado de la política tarifaria, como de los costes que la naviera ha dado a conocer en sus últimas comunicaciones.

Solicitudes de Amaiur

Por otro lado, la carta remitida al Gobierno por parte de Amaiur recogía las dudas de Andecha Astur en torno al hecho de que una de las empresas que formaba parte del consorcio que explotaba la línea Gijón-Nantes, Suardíaz, de la que poseía un 10%, vaya a abrir ahora también con subvención europea una línea marítima desde Vigo al mismo destino francés.

Amaiur también recuerda que esta empresa, propietaria al 100% de la linea Vigo-Nantes, ofrece actualmente la nueva ruta a los clientes habituales de la de Gijón. 

En la solicitud, también se pedía que la comprobación de, si en la solicitud de subvención y en el estudio de viabilidad, la naviera había estimado menos del 72% de media de ocupación que ha registrado finalmente.

Asimismo, se llamaba la atención sobre que a la hora de justificar la rentabilidad de la línea subvencionada, la empresa hizo constar un gasto diario por barco de 12.000 euros, cuando desde el primer día ha sido de 18.000.