GLP realiza su segunda inversión en Cataluña, tras la que ha sido hasta el momento la primera inversión de GLP en Cataluña, el G-Park Valls en Tarragona con 30.000 m² de superficie que ha alquilado el e-tailer Aosom este pasado mes de abril.

En esta ocasión, se trata de la adquisición de un suelo de 24.500 m² de superficie en la localidad barcelonesa de Santa Perpetua de la Mogoda, donde está previsto construir, como parte de su proyecto G-Park Santa Perpetua, una nave logística de hasta 13.900 m² de almacenamiento que tendrá un diseño flexible, para una rápida adaptación a las necesidades de cada cliente.

El edificio incluirá la certificación BREEAM Very Good e incorporará otros elementos de ahorro de energía, aparcamiento para bicicletas y paneles fotovoltaicos, entre otras prestaciones de sostenibilidad y bienestar.

El proyecto se encuentra en una ubicación a 18 kilómetros de Barcelona, en la zona Industrial Can Bernades, a pie de los accesos a la C-59 y la AP-7 ,y a la altura del CIM Vallés, que permitirá que el almacén actúe como centro de distribución de última milla, así como hub de distribución para la provincia de Barcelona.

De igual modo, GLP estima que esta nueva operación en un mercado estratégico como el catalán ayuda a generar nuevo espacio logístico en una zona que tradicionalmente suele tener problemas de disponibilidad de ubicaciones adecuadas para las actuales necesidades del sector logístico, especialmente en la primera corona de Barcelona.