El puerto de Vilagarcía se ha coordinado con la comunidad portuaria con el fin de mantener su actividad habitual pese al impacto de la crisis sanitaria generada por la pandemia de coronavirus.

Las medidas de digitalización, apoyo y coordinación tomadas en este tiempo han facilitado que los tráficos del enclave gallego hayan crecido un 17% anual en abril, hasta alcanzar las 90.595 toneladas mensuales frente a 77.357 toneladas del mismo mes del año pasado.

Así mismo, en el acumulado de los cuatro primeros meses del ejercicio hasta el mes de abril, se contabilizan un total de 365.191 toneladas movidas por los muelles arusanos, frente a las 387.154 toneladas del mismo período de 2019.

En el global del período que va de enero a abril de este 2020, tanto el tráfico de graneles líquidos como de mercancía general ha incrementado sus volúmenes.

Por contra, el movimiento de graneles sólidos está por debajo del contabilizado en el mismo mes del pasado año, aunque esta tendencia se ha revertido parcialmente en el último mes.

En este entorno, la Autoridad Portuaria ha adoptado medidas para que las operativas portuarias se lleven a cabo con seguridad y, en paralelo, se han implementado medidas para favorecer la continuidad de la actividad de los operadores portuarios, paliando los efectos negativos imputables a esta crisis sanitaria.