Un total de ocho empresas y seis centros de investigación han puesto en marcha el proyecto GreenH2Pipes para fomentar la investigación y el desarrollo tecnológico necesario para impulsar la producción de hidrógeno, su transporte a través de la red gasista y su almacenamiento.

Coordinado por Enagás y cofinanciado por el CDTI, su intención es facilitar la descarbonización del sistema energético a través de tres líneas de trabajo que abarcan toda la cadena de valor del hidrógeno.

La primera consiste en investigar nuevos materiales y procesos para fabricar una nueva generación de electrolizadores PEM, que permitirán reducir los costes de fabricación, al tiempo que preservan la eficiencia y durabilidad.

Los encargados de esta fase del proyecto serán Estamp, H2Greem, Nano4Energy y Rovalma, junto con el CEIT, CNH2, CSIC, Itecam y Tekniker.

La segunda está dirigida a la eliminación de barreras para la inyección de hidrógeno en el sistema gasista, a través del diseño de una planta de inyección de hidrógeno y la construcción de un lazo de pruebas en el Centro de Metrología e Innovación de Enagás en Zaragoza.

Asimismo, se validarán métodos para garantizar la calidad del hidrógeno y tecnologías de separación del hidrógeno y el gas natural. Por otra parte, se desarrollará inteligencia artificial para optimizar la operación de plantas power-to-gas y facilitar el acoplamiento sectorial entre la red eléctrica y la de gas.

Esta fase del proyecto la dirigirán Enagás Transporte y H2Site junto a CNH2, Tekniker y la Universidad Rovira i Virgili.

La tercera y última línea de trabajo, que impulsarán Exolum y CNH2, consiste en el desarrollo de nuevos materiales para fabricar catalizadores que favorezcan el almacenamiento de hidrógeno en forma líquida a través de su combinación con portadores líquidos orgánicos.

El proyecto ha recibido apoyo económico público del programa Misiones Ciencia e Innovación 2021 del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110