La naviera italiana Grimaldi ha invertido 20 millones de euros en la construcción de su nueva terminal en el puerto de Barcelona, con la que reafirma su apuesta por la capital catalana como epicentro de su actividad de transporte marítimo de corta distancia en el Mediterráneo.

La ministra de Fomento, Ana Pastor ha asistido junto con el consejero delegado del Grupo Grimaldi, Emanuele Grimaldi, al acto de inauguración de esta nueva terminal, situada en el Muelle Costa.

La nueva infraestructura consta de un edificio de tres plantas levantado sobre una superficie de 63.000 m² de terreno ganado al mar.

La estación marítima tiene capacidad para 3.600 pasajeros de embarque y desembarque simultáneamente y cuenta, además, con espacios destinados a oficinas, locales comerciales, un restaurante y una sala de conferencias.

Grimaldi, que está especializada en el transporte de coches, mercancías y camiones que necesitan una conexión rápida entre España e Italia, tiene la concesión de la terminal por un período de quince años, prorrogables a otros siete, para su terminal del Muelle Costa.

El consejero delegado de la compañía, que conecta actualmente Barcelona con Cerdeña y los puertos de Civitavecchia, Livorno y Savona y también Tánger (Marruecos), ha destacado que Grimaldi inició sus operaciones en la capital catalana en el año 2004 y que esta terminal supone la «base logística ideal» para su actividades presentes y futuras.

«Estamos convencidos de que la nueva terminal comportará un gran valor añadido y aportará calidad a las actividades del grupo«, ha afirmado Emanuele Grimaldi, quien ha resaltado la importancia estratégica del puerto de Barcelona.

Grimaldi Terminal Barcelona

La estación marítima tiene capacidad para 3.600 pasajeros de embarque y desembarque simultáneo.