Grup TCB ha firmado la adquisición definitiva de la Terminal Polivalente de Castellón (TPC) después de que las autoridades competentes, entre ellas la Autoridad Portuaria de Castellón, hayan aceptado la compra.

Actualmente, TPC gestiona cerca del 80% de los TEUs movidos en el puerto de Castellón y es una importante plataforma exportadora para la región. La terminal ha conseguido recientemente el certificado de calidad ISO 9001 y en 2014 aumentó su tráfico de contenedores un 5%, llegando a los 162.000 movimientos.

La instalación cuenta con una línea de atraque de 970 m, un calado máximo de 14 m, modernos equipamientos y un acceso ferroviario directo que le permite una rápida conectividad con su hinterland.

El grupo acordó la operación el pasado mes de abril con los propietarios de la terminal, tras culminar las negociaciones mantenidas con su titular mayoritario, Globalvia. Con esta adquisición, la compañía consolida su posición en la cornisa mediterránea, donde ya cuenta con terminales marítimas y ferroviarias en Barcelona y Valencia.

Ahora, llega a Castellón con el objetivo de acrecentar las perspectivas de crecimiento de la terminal gracias a una fuerte apuesta por su competitividad, a través de un plan basado en la modernización y la eficiencia operativa.

Víctor Muñoz es el nuevo director general

Al frente de la nueva compañía estará Víctor Muñoz tras haber sido nombrado director general de la misma. Muñoz, capitán de la Marina Mercante Española y doctor en Ingeniería Náutica por la UPC, tiene una larga trayectoria dentro de la organización.

En sus 21 años en Grup TCB ha dirigido varios proyectos entre los que cabe destacar la puesta en marcha de la Terminal de Paranaguá, el cargo de director de Operaciones del grupo entre 2007 y 2009 y el de director general de TCBuen, Colombia, entre 2010 y 2014.