La fase IV del Centro Logístico Multimodal del Grupo Damm, que se encuentra ubicado en la Zona de Actividades Logísticas del Prat de Llobregat, en el Port de Barcelona ya ha sido inaugurada. Con una inversión total de 75 millones de euros, el Centro Logístico Multimodal se inició en 2006 con el objetivo de centralizar las actividades logísticas en el área metropolitana de Barcelona y potenciar el crecimiento de la fábrica del Prat.

Tras la última ampliación de la planta cervecera, y gracias a la construcción de este centro, la planta del Prat se ha convertido en uno de los centros de producción de cerveza más modernos, con una capacidad de 500 millones de litros anuales. Está prevista una nueva ampliación, actualmente en estudio.

El Centro Logístico Multimodal funciona como el almacén pulmón de la fábrica del Prat de Llobregat, que permite la evacuación del producto terminado a ritmo de producción y el aprovisionamiento de envases vacíos y materiales de envasado necesarios, durante 24 horas 7 días a la semana.

Centro Logístico Multimodal 

Además, esta nueva instalación que combina espacio y tecnología ha permitido la concentración de todos los almacenes reguladores existentes en el área metropolitana de Barcelona. Igualmente en el nuevo centro se concentra el almacenaje y re-manipulación de producto terminado, kits promocionales o publicitarios, así como la preparación y envío de pedidos a clientes nacionales e internacionales. 

Las dos primeras fases del proyecto finalizaron en 2007 dando lugar a la Nave A. Posteriormente, en 2009, finalizó la fase III con la creación de la Nave B. Desde entonces, la compañía ha trabajado en el desarrollo de la Fase IV, que ha sido construida como una ampliación de la Nave B y que finalizó en junio de 2012.

Con la inauguración de la Fase IV, el Centro Logístico Multimodal cuenta con 168.000 m² totales construidos y una capacidad operativa de gestión de 900 camiones al día y más de 38.000 palets al día.

Para ello, el centro tiene 10 sistemas de carga y descarga de camiones automáticos que permiten realizar ambas operaciones en un tiempo récord de 12 minutos, así como muelles polivalentes que posibilitan la carga lateral, trasera y automática en tiempos mínimos.

Por otro lado, este Centro Logístico ha sido diseñado para asegurar un crecimiento sostenible y respetuoso con el medioambiente. Entre las acciones realizadas destaca la instalación de 6.750 m² de placas solares en la cubierta, con una capacidad de 900kw, y la utilización de gas natural para el movimiento de las carretillas. Además, los almacenes tienen una altura libre de 11 m con unos lucernarios, que permiten la entrada de luz natural en el edificio y el ahorro de energía eléctrica durante el día.