La Diputación de Guipúzcoa sigue intentando una y otra vez encontrar la regulación que le permita mantener sus peajes para camiones con todas las garantías legales que, a juicio de los Tribunales, no tiene actualmente, pese a que sigue cobrándolos religiosamente.

Según informa Fenadismer, la institución provincial vasca ha iniciado a finales de julio el trámite de información pública para la aprobación de una nueva norma foral que sustutya a la actual y establezca por tercera vez un sistema de peajes a camiones sobre todo el trazado de la N-1 y la A-15, como ya había anunciado con anterioridad.

Sin embargo, su puesta en marcha no se producirá previsiblemente hasta el próximo año, cuandose espera que se apruebe definitivamente y obtenga el visto bueno de la Comisión europea.

Mientras tanto, la Diputación de Guipúzcoa mantiene su actual esquema de peajes para camiones que la Justicia ha declarado irregular e incluso, como indica Fenadismer, «continúa amenazando con fuertes sanciones económicas a los transportistas que por cualquier motivo técnico no se han dado de alta en el sistema de cobro del peaje, pese a que la medida está declarada nula».