El Ministerio de Economía y Hacienda ha elaborado recientemente el Proyecto de Orden por la que se desarrollan para el año 2015 el método de estimación objetiva del IRPF, así como el régimen especial simplificado del IVA, coloquialmente denominado régimen de módulos, para su próxima aprobación y publicación en el BOE.

Cabe recordar que 2015 es el último año en que se mantiene el límite máximo de 300.000 euros de facturación en el año anterior para poder continuar acogido a dicho régimen. A partir de 2016 se reducirá el límite máximo que permite acogerse al mismo, estableciéndose un límite de facturación anual en el año anterior de 150.000 euros, y siempre que su facturación a empresas o profesionales no supere los 75.000 euros.

Esta nueva normativa «expulsará del régimen de módulos a la mayor parte de los transportistas autónomos que en la actualidad tributan por dicho régimen», según indican desde Fenadismer.

Sin cambios para el próximo ejercicio

En el proyecto de Orden de módulos para 2015 se mantiene idéntico el importe de los módulos que se aplican este año. Así, por lo que se refiere al sector del transporte el proyecto establece que, en el IRPF, todas las actividades mantienen los mismos módulos establecidos en 2014, previéndose una reducción general en el rendimiento neto de un 5% aplicable tanto al año 2014 como a 2015.

En consecuencia los módulos de IRPF de las actividades de transporte de mercancías quedarían con unos máximos de 10.090,99 euros de personal no asalariado, 2.728,59 euros de personal asalariado y 126,21 de carga del vehículo.

En el IVA, se mantienen también los mismos módulos que en 2014, estableciéndose para el transporte de mercancías un máximo de 4.149,99 euros de personal empleado y 388,55 euros de carga del vehículo para acogerse a dicho sistema.