Buque 'Santa Cruz' de Hamburg Süd en el puerto de Shangai

Con esta solución, la naviera se posiciona en un mercado de crecimiento estratégicamente significativo.

Los equipos frigoríficos de Hamburg Süd cumplirán a partir de julio de 2017 con los requisitos del Régimen de Buenas Prácticas de Distribución, una certificación que regula el transporte de productos farmacéuticos y que permitirá a la naviera dar una mejor respuesta a las necesidades de sus clientes.

La Comisión Europea y la Organización Mundial de la Salud han elaborado las directrices para la obtención del certificado. Así, es necesario poder monitorizar los sensores para regular la temperatura y revisar de forma regular la calibración y documentación de las distintas unidades.

La naviera tiene previsto renovar su flota de contenedores frigoríficos a corto plazo, mediante la instalación de un software desarrollado por el fabricante Carrier, como parte de la inspección previa al transporte, PTI en sus siglas en inglés, un proceso en el que se revisan la mayoría de los componentes de la maquinaria.

De este modo, el operador cumplirá con los requerimientos de sus usuarios, proporcionando una alternativa más barata que el transporte aéreo, y posicionándose en un mercado de crecimiento estratégicamente significativo.

A día de hoy, la demanda de productos médicos está aumentando a nivel mundial y, con ello, los volúmenes de carga en este segmento, por lo que desde Hamburg Süd están trabajando para desarrollar soluciones que den respuesta a las especificaciones del sector.

En este contexto, cabe destacar la incorporación de un nuevo sistema integrado de gestión que cumple con los requisitos de las certificaciones ISO 9001:2015 e ISO 14001:2015.