Höegh Autoliners ha encargado al astillero asiático China Merchants Heavy Industry la construcción de una serie de portacoches de clase Aurora alimentados con diferentes combustibles y amoníaco, para incorporar a su flota.

Los primeros buques de esta nueva serie estarán disponibles para su entrega en el segundo semestre de 2024. Será el primer buque preparado para amoníaco en su segmento y el mayor transportador de automóviles jamás construido.

Desde 2008, la naviera ha reducido la huella de carbono de su flota en un 37%, por lo que estima que se encuentra significativamente por delante del objetivo global de la OMI para 2030 de reducción del 40% y sigue avanzando para alcanzar un objetivo de cero emisiones netas para 2040.

Los astilleros de China Merchant Industry son propietarios de Deltamarin, que ha sido encomendada por Höegh Autoliners para diseñar la nueva Clase Aurora.