huelga-conductores-francia-carretera

Los conductores profesionales de camión franceses están llamados a la huelga desde el 9 de diciembre.

Pese a la simpatía que los principales sindicatos de conductores profesionales franceses habían mostrado por el movimiento de los ‘chalecos amarillos’, los chóferes habían preferido permanecer al margen de las protestas que están poniendo en jaque a la sociedad gala.

Sin embargo, y como a perro flaco, todo son pulgas, una reciente decisión del Consejo de Estado sobre la percepción de las horas extra ha hecho que dos de los principales sindicatos del sector del transporte por carretera hayan convocado una huelga indefinida a partir de las diez de la noche del 9 de diciembre.

Este órgano ha decidido derogar el cambio introducido en el Código de Transporte francés en octubre de 2017 y que fijaba unos incrementos retributivos de las horas extras de entre un 25 y 50%, para situarlos en un 10%, con lo que los conductores franceses verían reducidos sus emolumentos entre 300 y 1.200 euros al mes.

Los sindicatos han pedido una reunión urgente con el Gobierno galo que, por su parte, estima que la decisión del Consejo de Estado cree que no tendrá efectos prácticos, ya que la norma francesa da preeminencia a los que digan los convenios sectoriales en relación con la retribución de las horas extra y se inclina por pensar que los sindicatos convocantes de la movilización podrían estar utilizando esta situación como coartada para sumarse a las movilizaciones de los ‘chalecos amarillos’.