Aviones listos para el despegue

IATA planteará la creación de una entidad independiente para gestionar el espacio aéreo en Estados Unidos.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo, IATA, ha instado a los distintos gobiernos a impulsar el papel que cumple la aviación en el transporte de personas y mercancías en todo el mundo.

En este sentido, ha puesto de manifiesto que en Estados Unidos, el sector de la aviación aporta 680.100 millones de dólares (640.233 millones de euros) al PIB. Atendiendo a la agenda prevista, se prevé una reducción de los impuestos en este ámbito, que permitirá estimular el transporte aéreo y por tanto, el desarrollo de la economía y los negocios en el país.

Además, las aerolíneas americanas están adoptando un nuevo enfoque en lo que respecta a los servicios de tráfico aéreo. Estados Unidos se está quedando atrás en la introducción de nuevas y más eficientes tecnologías, pero según la Asociación, ahora es el momento de dar un paso hacia delante.

En esta línea, apuesta por la creación de una entidad independiente, corporativizada y sin ánimo de lucro para gestionar el espacio aéreo en el país norteamericano, lo cual se planteará en el próximo Congreso. Asimismo, insta a la administración a mantener los preceptos del Acta de Desregulación de las Aerolíneas de 1978.

Este documento impulsó la competitividad y la innovación, dejando que fuera el propio mercado el que las forzara a adquirir acuerdos comerciales, lo que propició múltiples opciones para los consumidores y ha beneficiado a la economía estadounidense.

Asimismo, la Asociación considera que tanto la industria como la administración deben unirse para avanzar juntos, ya que los beneficios que aportará un sistema de transporte aéreo más seguro, eficiente y sostenible, junto a la duplicación de la demanda de cara a 2035 requerirán una innovación rápida y constante.

Avances en la seguridad

Uno de los ámbitos en que se hará más notoria esta necesidad será la seguridad. La Asociación ha trabajado con los reguladores estatales en el desarrollo de una auditoría de seguridad operacional, que es un requisito para sus miembros y evoluciona constantemente para garantizar la incorporación de las mejores prácticas y avances tecnológicos.

Del mismo modo, ha colaborado con el Consejo Internacional de Aeropuertos, ACI, para promocionar la ‘smart security’, que tiene el objetivo de reducir los inconvenientes que surjan a la hora de hacer las medidas de seguridad más eficientes y efectivas.

Este programa proporcionará seguridad en las operaciones, así como al sobrevolar las zonas de conflicto o enfrentarse a amenazas internas y en el desarrollo de la infraestructura de Tecnologías de la Información.

Por último, la Nueva Distribución de la Capacidad, NDC, lanzada por IATA y apoyada por la industria, traerá mayor transparencia a la experiencia de compra de viajes aéreos. Basada en el estándar XML, permitirá a las aerolíneas proporcionar más información sobre sus productos a través de un mismo canal.