El pasado martes, el Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas, Sepla, anunció su rechazo al plan de reestructuración que va a poner en marcha Iberia y alertó de que de la lectura de la letra pequeña del acuerdo de fusión se desprendía la futura desaparición de Iberia en beneficio de British Airways. 

Frente a estas declaraciones, Iberia ha enviado un comunicado desmintiendo esta serie de “falsedades” propagadas por el Sepla, además ha denunciado la actitud “totalmente maliciosa” del sindicato de pilotos.

La aerolínea española ha asegurado que con este comportamiento Sepla pretende tan sólo ocultar el verdadero problema de la compañía, “su falta de competitividad”, la cual ha justificado por los elevados costes del colectivo de vuelo, “que llegan a duplicar a  los de la competencia”. En este sentido ha indicado que los pilotos de Iberia cobran una media de 200.000 euros al año, mientras que los de la competencia cobran 100.000.

Iberia ha “desmontado” las “mentiras” del Sepla señalando que ni British Aiways se está quedando con la caja de Iberia ni se está apropiando de la T4. En el comunicado, la compañía ha explicado en qué se ha utilizado la caja de Iberia desde el 2008, destacando que actualmente pierde al día 1,7 millones de euros. Asimismo, ha destacado que la compañía británica solo opera 10 vuelos al día en la T4 frente a los 700 del grupo que “registran pérdidas de forma reiterada”.

La fusión no perjudica a Iberia

Por otro lado, la aerolínea ha afirmado que British Airways no aumenta su oferta a costa de Iberia, sino que la reduce debido al descenso de la demanda de su hub de Madrid por la crisis en España.

Además, ha resaltado que la fusión ha beneficiado a Iberia ya que ha reportado en poco más de un año y medio, 101 millones de euros, “si no estuviera integrada en IAG en este momento, el futuro de Iberia sería muy sombrío y su desaparición a corto plazo sería inevitable”.

Sobre las declaraciones del Sepla acerca de la pérdida de dinero de Iberia desde la fusión, el comunicado expone que Iberia lleva teniendo pérdidas desde antes de la fusión. Además resalta la situación de British Airways que registró resultados en negativo desde 2008 hasta 2010y volvió a registrar beneficios gracias a un plan de reestructuración que incluyó la reducción de tamaño y plantilla, congelación salarial y aumento de productividad”.

Bristish aprobó su flota antes de la fusión

Iberia ha negado taxativamente que la empresa británica se vaya a hacer con el control de Iberia en 2015, cuando venzan las salvaguardas. De este modo, ha apuntado que no existe ninguna claúsula en este sentido “tal y como se acredita en el documento público de registro de la fusión”. Por ello ha asegurado que el que toma las decisiones es el Consejo de Administración compuesto por 14 miembros, la mitad propuesta por Iberia y la otra mitad por British Airways.

Acerca de la renovación de flota, Iberia ha subrayado que la aerolínea británica aprobó la renovación de su flota hace cinco años, antes de la fusión.