Merlin Properties ha cerrado los nueve primeros meses de 2020 con una facturación de 385 millones de euros, un 3,2% menos que entre enero y septiembre del pasado 2019. La socimi reporta 380,9 millones de euros en ingresos por rentas en el período, un 3,5% menos que los nueve primeros meses del pasado ejercicio.

Ambos registros presentan caídas moderadas en un entorno muy inestable, circunstancia que refleja la solidez de una compañía que está teniendo uno de sus puntales principales frente a la pandemia en su rama de inmologística.

En este segmento de actividad, Merlin se ha apoyado en su implantación en el mercado, así como en el empuje que está suponiendo el comercio electrónico en el sector para registrar un incremento de los ingresos por rentas de activos logísticos de un 2,9% like-for-like, así como en las renovaciones, que crecen un 8,5%, hasta colocar la ocupación para estos inmuebles en el 97,5%, 67 puntos básicos más que en el segundo trimestre.

En este mismo sentido, la buena dinámica del mercado inmologístico español ha hecho que los más de 315.000 m² de superficie bruta alquilable entregados en el marco de sus Planes Best II y III, así como en la ZAL del puerto de Barcelona tengan plena ocupación.

Entre los nuevos alquileres que registra la socimi en el tercer trimestre se encuentran 28.392 m² para Grupo Damm y Alcanor en el municipio madrileño de San Fernando, 11.913 m² para Gasa y Rhenus Logistics en la ZAL de Sevilla, 11.420 m² para DSV Pla-Za de Zaragoza y 7.132 m² para Carreras en la localidad toledana de Seseña.