La agrupación de Reguladores Ferroviarios Independientes Europeos, IRG-Rail ha publicado su primer informe anual, en el que se destacan los importantes progresos realizados desde su fundación. Durante los años 2011 y 2012 la agrupación ha logrado establecer una estructura organizativa flexible para desarrollar las mejores prácticas y enfoques comunes en materia de reglamentación ferroviaria.

IRG-Rail, que integra a los reguladores independientes del transporte ferroviario de 21 países europeos, supone en la práctica una plataforma para compartir mejores prácticas y garantizar una regulación sólida y coherente en toda Europa que consiga satisfacer las necesidades de los pasajeros y de los clientes de mercancías.

Constituído en junio de 2011, IRG-Rail en su primer informe anual destaca una serie de logros que abarcan desde el desarrollo de una metodología común para el seguimiento del mercado, hasta el establecimiento de procedimientos coherentes para la cooperación en la regulación de los corredores de mercancías. Sin olvidar que ha desarrollado una plataforma para proporcionar soluciones rápidas y eficaces en las negociaciones de la reorganización de la estructura europea.

A lo largo de este año, desde IRG-Rail se va a continuar impulsando medidas para garantizar que los mercados ferroviarios se amplían, fomentando beneficios en coste y servicio. En particular, se va a participar activamente en el desarrollo del cuarto paquete ferroviario, en el que trabajará para garantizar mejores beneficios a los pasajeros y seguirá presionando a los mercados que están abiertos a la competencia.

La constitución del IRG-Rail fue impulsada principalmente por la creciente importancia de la cooperación internacional en el sector ferroviario. Una cooperación más estrecha entre los organismos nacionales independientes del transporte ferroviario es precisa para aplicar el marco regulador europeo de una manera consistente, contribuyendo así al desarrollo de un mercado europeo competitivo para los ferrocarriles.