El aumento de los rebrotes de la covid-19 en Aragón y Cataluña provoca cierta alarma en Francia que ya está valorando la posibilidad de volver a cerrar los pasos fronterizos.

Esta situción tendría, a juicio de Fenadismer, «un impacto muy negativo en la recuperación de las exportaciones españolas, dañando muy negativamente a la economía española».

La patronal del transporte argumenta que los últimos datos oficiales calcula que las exportaciones españolas han caído hasta mayo un 17,2%.

Sin embargo, continúa Fenadismer, «a partir de ese momento, se ha ido iniciando una progresiva recuperación económica en la que el comercio exterior y las exportaciones españolas han sido elementos fundamentales y para ello, sin duda, ha sido esencial el retorno a la actividad de las empresas de transporte de mercancías por carretera».

Así mismo, la patronal argumenta que esta medida «parece ser más una excusa oportuna para proteger su economía y dañar la recuperación positiva de las exportaciones españolas, más aún cuando la situación sanitaria actual en Francia es similar a la de España en cuanto a la aparición también de numerosos brotes en diferentes regiones galas».

Ante ello, Fenadismer «confía en que el Gobierno español haga las gestiones necesarias a nivel diplomático que impidan que las autoridades francesas establezcan un nuevo cierre temporal de las fronteras con España por las consecuencias que dicha decisión tendría para la recuperación de la economía española».