Alloga tiene previsto terminar las obras de ampliación de su almacén en el municipio toledano de Borox durante este próximo verano, con el fin de que la instalación esté totalmente lista y operativa para empezar el nuevo curso en septiembre.

Estos trabajos suponen añadir un total de 10.000 m² e implican la continuación de la ampliación del almacén que se inauguró hace tres años, de tal modo que la plataforma contará con capacidad para más de 16.000 palets, que junto al volumen actual de sus naves logísticas, crean un espacio de 42.000 m² y 64.000 palets.

La nave está específicamente diseñada para dar cobertura a las necesidades de almacenamiento y logística sanitaria más estrictas y dispone de una zona adicional independiente de preparación de pedidos, estaciones ‘put to light’ con apacidad para preparación de más de 900 pedidos de manera simultánea en todo el centro.

Con la nueva instalación, la compañía busca ofrecer una solución global y mejorar el servicio al cliente, al tiempo que refuerza su apuesta por la innovación, eficiencia y mejora de equipos, pese a las difíciles condiciones causadas por la crisis sanitaria.