La naviera Louis Dreyfus mantiene su pronóstico de perder 6 millones de euros durante los primeros cuatro años de funcionamiento de la autopista del mar entre Gijón y Nantes, periodo en el que la UE autoriza las subvenciones de los gobiernos de España y Francia al proyecto en función del número de camiones transportados.

Según señala el diario El Comercio de Gijón, la naviera gala estima “asumible” la pérdida de los 6 millones de euros durante este periodo de cuatro años en los que han recibido las subvenciones y que finaliza en septiembre del próximo 2014.

El déficit, señala la naviera, fue mayor el primer año, y quizá consiga equilibrar las cuentas al final de 2013, pero el ejercicio de 2012 acabó aún en rojo. Dicha pérdida incluiría ya el ingreso de la ayuda, que se establece sólo para los camiones y remolques. No afecta ni al pasaje turístico ni a los coches nuevos.

A juicio de LDLines, las ayudas no pueden ser vistas como una forma de mantener una línea, sino como la manera de investigar, mediante experimentación práctica, su viabilidad, algo que, sin subvenciones, saldría mucho más caro y, por lo tanto, sería disuasorio para cualquier naviera.

Según recoge la información de El Comercio, la naviera entiende que la práctica de los tres últimos años de la autopista del mar ha permitido constatar la existencia de demanda; el aumento de la misma en determinados días de la semana; delimitar el ‘hinterland’ del puerto asturiano y captar clientes para tráficos hasta hace poco inéditos en El Musel, como es la carga rodada y los coches sin matricular. Pero es evidente que el final de las subvenciones el próximo año va a marcar un punto de inflexión para la autopista del mar.

La naviera tiene el firme convencimiento de que la conexión Gijón-Nantes es viable y un responsable de la empresa ha asegurado al diario asturiano que seguirá en El Musel, porque “nos sentimos muy bien acogidos por la sociedad asturiana”. En solo un año se verá si esto es así o, de lo contrario, LD Lines opta por romper lazos con Gijón y su puerto.