Por cuarto mes consecutivo, la carga aérea internacional sigue su senda de recuperación tras el impacto que ha supuesto para el transporte aéreo la expansión de la pandemia de coronavirus a escala global.

En este marco, la capacidad se ha incrementado, con lo que la diferencia en relación con la demanda se ha estrechado dos puntos porcentuales con respecto al mes de julio en el factor dinámico de carga.

Sin embargo, el dato sigue siendo excepcionalmente alto, considerando que agosto es tradicionalmente un mes de temporada baja para la carga aérea.

grafico evolucion semanal de los volumenes de carga aerea a nivel global 2

Así mismo, la demanda de servicios de carga con origen en China ha permanecido algo átona y en cifras por debajo de las de hace un año.

Por lo que respecta a los servicios fuera del país asiático, la capacidad se ha colocado en agosto alrededor de un 19% menos que en el mismo mes de 2019, con precios un 5% mensuales inferiores en líneas transpacíficas y un 2,5% menores en rutas con la Unión Europea.

Los datos de los servicios en el Atlántico reflejan la presión sobre el factor de carga dinámica, basada tanto en el volumen como en capacidad disponible, de tal manera que el factor de carga hacia el oeste permaneció más fuerte, aunque ha retrocedido hasta el 82% a finales de agosto.

grafico volumenes de carga aerea desde China