Las obras en el Corredor Mediterraneo acumulan un importante retraso, según Ferrmed

La negociación de marco financiera plurianual de la UE 2021-2027 prevé destinar 30.600 millones a redes transeuropeas de transporte.

La Comisión Europea ha aceptado la petición realizada por el Ministerio de Fomento en diciembre de 2017 para ampliar los Corredores Atlántico y Mediterráneo, como parte del Mecanismo Conectar Europa.

De este modo se incorporan nuevos trayectos a los corredores con el fin de unir La Coruña, Vigo, Orense y León, Gijón, León y Venta de Baños, Huelva y Sevilla, Zaragoza con Pamplona y Logroño para enlazar con la conexión del corredor atlántico, así como la vía fluvial del Guadalquivir y las conexiones marítimas de los corredores con Canarias y Baleares, a la espera de su aprobación definitiva por el Parlamento Europeo y el Consejo, con vistas a que entre en vigor en 2021.

Esta revisión se produce en el transcurso de la negociación del próximo marco financiero plurianual 2021-2027 y propone que se destinen 30.600 millones de euros para financiar las redes Transeuropeas de transporte, con especial atención a los corredores europeos y otras líneas estratégicas como la conducción autónoma.

De ese total, 11.300 millones se destinan a proyectos de cohesión, con lo que, según Fomento, España podrá optar a recibir parte de este presupuesto para el desarrollo de una red transeuropea de transporte eficiente, sostenible, conectada, inclusiva y segura.

Con la pertenencia de estos nuevos enlaces a los corredores se mejora su conectividad, al tiempo que se agrandan las oportunidades de cofinanciación, aunque la obtención de fondos europeos no está garantizada, ya que el presupuesto no cubre íntegramente el desarrollo completo de la red.