La Comisión Europea ha lanzado una propuesta para conceder 87,1 millones de euros del marco de financiación ‘Conectar Europa’ a 23 proyectos de transporte en España, principalmente vinculados a la Y vasca, el Corredor Mediterráneo y los planes para mejorar la conexión de los puertos.

La iniciativa, que necesita la aprobación por parte del Comité de Coordinación, forma parte de una propuesta más amplia para toda la Unión Europea de 6.700 millones de euros que se destinarán a 195 proyectos de infraestructuras de transporte.

Según destacan desde la CE, los proyectos seleccionados contribuirán significativamente a la digitalización y a la descarbonización del transporte. Además, casi el 85% del presupuesto estará dedicado a los proyectos de países europeos pueden acogerse al Fondo de Cohesión, lo que contribuirá a eliminar las grandes diferencias entre las infraestructuras de un país u otro.

En el caso de España, los 23 proyectos seleccionados se han escogido de una lista de 64 propuesta por la administración española, que solicitaba una financiación total de 366,8 millones de euros.

Mejorar las líneas de ferrocarril españolas

En concreto, la ‘Y vasca aspira a obtener 11,6 millones de euros para desarrollar el sistema de señalización ERTMS, además de 36,2 millones para un proyecto de señalización ERTMS en otras líneas de la red general.

Por su parte, el Corredor Mediterráneo opta a 5,2 millones de euros para financiar la conexión ferroviaria entre cuatro terminales de transporte de mercancías en Barcelona, Valencia, Algeciras y Madrid.

Por otro lado, la CE también propone destinar 2,7 millones de euros a mejorar la interconexión del puerto de Sevilla y otros 2,7 millones para la del puerto de Huelva.

Por último, se ha seleccionado un proyecto para mejorar la conexión entre las estaciones de tren de Chamartín y Atocha, en Madrid, que servirá para mejorar la conexión de las estaciones con otros medios de transporte y con el aeropuerto.

El resto de la financiación propuesta para España se centra, en su mayoría, en proyectos de infraestructuras para mejorar la conexión con Francia y Portugal.