Fenadismer estima que multitud de extranjeros residentes y que trabajan en España están convalidando «los títulos de transportista obtenidos fraudulentamente en sus países de origen para ejercer aquí su actividad al no haber ya requisitos de acceso al sector».

En opinión de la organización empresarial se está produciendo en el último año y medio un «proceso de liberalización absoluta» por parte del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, así como por algunas Comunidades Autónomas «para facilitar la entrada masiva y desordenada de nuevos transportistas al sector».

Concretamente, Fenadismer denuncia que los transportistas extranjeros «en vez de realizar el examen oficial en nuestro país para obtener dicha titulación, por tener su residencia establecida en nuestro país, sin embargo, optan de forma fraudulenta por realizarlo en sus países de origen, principalmente de Europa del Este, según ha podido constatar la federación, al resultar en muchos casos más fácil su obtención, para posteriormente solicitar su convalidación en España al Ministerio de Transportes».

Sin embargo, la patronal estima que esta práctica «resulta ilegal al estar vulnerando la normativa europea que regula el acceso a la actividad del transporte por carretera, en concreto, el Reglamento europeo 1071/2009″, por lo que se plantea «exigir al Ministerio de Transportes que, antes de proceder a la convalidación de los títulos de transportista obtenidos en otros países europeos, compruebe si el solicitante en el momento de realizar el examen había acreditado el cumplimiento del requisito de residencia habitual, denegándolo en caso contrario».