La crisis sanitaria ha impulsado los servicios de carga aérea entre Europa y Asia de una manera que parece definitiva.

Si en un principio, estas líneas se destinaban al abastecimiento de productos sanitarios para hacer frente al primer impacto de la pandemia de coronavirus, el alargamiento en el tiempo de los efectos de la situación parece prolongar este efecto dinamizador de los vuelos de carga entre los mercados europeos y los principales países productores asiáticos.

Además, la alta demanda hace que se reduzca la capacidad en un escenario en el que los vuelos de pasajeros sufren fuertes restricciones, circunstancia que presiona al alza sobre los precios de estos servicios.

En este marco, Dachser Air & Sea Logistics ha incluido entre sus vuelos chárter de carga la ruta entre Hong Kong y Frankfurt, con tiempos de tránsito fijos, tras incorporar a finales de julio la línea de Frankfurt a Chicago.

Esta nueva ruta a Asia dispone de aviones de carga chárter que vuelan semanalmente entre Hong Kong y Alemania y que están programados para operar hasta finales de año.

El operador complementa el servicio de carga aérea con la distribución de las mercancías por carretera desde su delegación en Frankfurt a toda Europa con tiempos de tránsito fijos.