La demanda de conversiones de aviones de pasajeros para que puedan ser utilizados para el transporte de carga continúa fuerte a pesar de que haya mejorado la situación provocada por la crisis sanitaria, según la consultora IBA.

En concreto, en el mes de septiembre se han registrado 132.000 vuelos con los llamados ‘freighters’, por encima de los 95.000 del mismo mes de 2019, antes del Covid. Desde la irrupción de esta enfermedad, la utilización de estos aviones ha crecido sustancialmente, ya que existían problemas de capacidad pero muchos aviones de pasajeros no se estaban utilizando.

Aunque los vuelos de aviones de pasajeros han pasado de los 624.000 de marzo de 2020 a los 2,07 millones de septiembre de 2021, la cantidad aún sigue siendo la mitad de su nivel máximo anterior, alcanzado en enero de 2020, con 4,15 millones.

En comparación, los volúmenes de aviones reconvertidos para carga se mantienen al alza, con más de 110.000 operando cada mes desde mayo de 2020. Por tanto, un crecimiento sostenido de la demanda dará como resultado alrededor de 1.000 conversiones en los próximos 10 años.

Próximamente, comenzará a operar una nueva ola de ‘freighters‘, como el Boeing 777-300ERSF y el Airbus A330-300P2F, la demanda sigue siendo fuerte. En este sentido, cabe apuntar que algunos modelos son más dominantes en el mercado de las reconversiones, como el Boeing 737-800, con 36 unidades en lo que va de año. 

También destaca el Boeing 757-200, con ocho unidades en 2021 pero otras 30 ya comprometidas, mientras que las conversiones del Airbus A321-200 suman tres en 2021, pero están previstas otras 19 en el futuro.