La localidad de Vic, en Barcelona, es desde el año 2018 el escenario de un proyecto piloto para la regulación y control del estacionamiento en las plazas de carga y descarga mediante la plataforma Parkunload, que ya está disponible en 26 zonas habilitadas para la distribución urbana de mercancías.

Varios centros de investigación europeos han puesto el foco en esta iniciativa, para medir la productividad de las llamadas zonas DUM. Así, a partir de los registros de 228.010 operaciones y 12.207 vehículos, se ha demostrado que el tiempo medio de estacionamiento en estas zonas es de 19 minutos y 46 segundos, muy por debajo del límite de 30 minutos fijado para camiones, furgonetas y otros vehículos comerciales.

Además, la digitalización ha permitido aumentar en un 30% la rotación y las plazas libres, reduciéndose en un 50% el estacionamiento indebido. Conviene apuntar que se permite el uso compartido en las zonas de estacionamiento limitado y gratuito alrededor de los ejes comerciales, pudiendo estacionar vecinos y comerciantes 10 minutos en las zonas de carga y descarga.

No obstante, la ocupación de las zonas DUM y de autorizados es mayor entre las 09:00 y las 12:00, mientras que la hora valle se produce por la tarde, por lo que se podría aumentar el límite de estacionamiento en esta segunda franja.

Por otro lado, en 2021, el 10,8% de la flota de vehículos en la ciudad no disponía de etiqueta de emisiones y el 36,6% disponía de la etiqueta de altas emisiones, siendo estos mayoritariamente vehículos logísticos y comerciales.

Experiencia en Rubí y Cerdanyola

En 2021, las localidades de Rubí y Cerdanyola han puesto en marcha un proyecto similar para la transformación digital de todas las zonas de estacionamiento limitado y gratuito en la ciudad, eliminando los parquímetros y convirtiendo la zona Azul en zona Naranja para revitalizar la actividad comercial local.

En ambos casos, se utiliza la tecnología de Parkunload no sólo para controlar seis zonas de DUM, sino también para controlar las plazas de estacionamiento limitado de corta estancia para conseguir una mayor rotación y disponibilidad de plazas libres.

En estas ciudades, el tiempo máximo de estacionamiento en zona Naranja es de 90 minutos, excepto en algunas áreas que permiten hasta dos horas, si bien el tiempo medio utilizado ronda los 53 minutos en ambos casos. Los índices de ocupación global medios fueron del 51% en Rubí y del 57% en Cerdanyola, lo que demuestra que los usuarios pueden encontrar plazas libres debido a la rotación.

Asimismo, mediante el uso de la plataforma digital se ha permitido generar un índice de rotación y tasa de ocupación por cada zona, de manera que se ha llegado a percibir con claridad cuáles son las zonas con mayor y menor demanda por día de la semana y tramo horario.

Del mismo modo, gracias a la digitalización del estacionamiento limitado, podrán aplicar limitaciones muy precisas y utilizar una aplicación selectiva para facilitar el cumplimiento de normativas medioambientales, basándose en la ubicación de las Zonas de Bajas Emisiones y el distintivo medioambiental de la DGT.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110